Previous Next

Junto al Barrio implementa sistema donde entrega cajas de alimentos, tarjetas Sodexo o voucher de compra en almacenes

Las condiciones actuales no siempre permiten la entrega de canastas familiares, por lo que Junto al Barrio diseñó tres maneras diferentes de apoyar a sus beneficiarios.

A lo largo de sus 10 años de trayectoria, la organización trabajó junto a 773 dirigentes y líderes sociales de más de 240 organizaciones sociales de 39 barrios, desarrollando proyectos sociales y urbanos que impactaron a más de 60.000 personas.

En ese marco y dado la crisis sanitaria producto del Covid-19, Junto al Barrio se sumó a la iniciativa Familias Entrelazadas para proveer alimentos a los vecinos y vecinas que se encuentran más vulnerables a la crisis económica.

La pandemia y el estallido social han calado hondo en la economía y el diario vivir de las personas en los barrios. Por eso, hoy más que nunca, tenemos la premisa que los barrios organizados son el motor de las ciudades. Los dirigentes y líderes sociales saben más que cualquiera las necesidades de sus vecinos y vecinas. Desde ahí, nosotros buscamos apoyar para hacer frente desde una mirada colaborativa” afirmó Natalia Brauchy, Directora Ejecutiva de Junto al Barrio.

Hasta el momento se han podido hacer llegar a familias de las ciudades de la Serena y Coquimbo, mediante tres métodos. Uno es por cajas de alimentos y artículos limpieza; en este caso, se destinaron a familias del sector de La Antena en la ciudad de La Serena en los barrios Santa Lucía y Juan XXIII. Principalmente familias de adultos mayores o personas con movilidad reducida.

Otra forma ha sido mediante tarjetas Sodexo, destinadas a familias de los barrios Santa Lucía de La Serena y Ernesto Riquelme de Coquimbo. Se definió esta forma por la cercanía de grandes supermercados y mayoristas con las familias seleccionadas. Ellos podrán comprar alimentos en estos comercios asociados, cuantas veces quieran hasta completar el monto de donación.

Por último, en forma de voucher de compra en almacenes de barrio. En este caso, las destinatarias son familias de la parte alta de Coquimbo en los barrios Shangri-Lá, El Canelo y el campamento Camino al Mar. Se escogió este método para apoyar las economías locales de los barrios y por la cercanía de los almacenes con las familias seleccionadas. Consistió en que un integrante de la familia podía hacer una compra en productos alimenticios y artículos de aseo por el monto total de voucher.